Venus y Mercurio juntos


Durante estos primeros días de primavera el cielo nos ofrece la posibilidad de observar varios planetas durante las primeras horas de la noche. Saturno se halla en la constelación de Virgo, muy cerca de la estrella llamada Beta de esa constelación. Este año, observado a través de un telescopio de mediana potencia, podemos observar que sus anillos todavía están "de canto" con respecto a la Tierra. Por su parte, el planeta Marte se halla situado en la constelación de Cáncer; es una estrella roja, muy brillante en lo alto del cielo durante las primeras horas de la noche. Y finalmente, justo después de la puesta de Sol, nos habrá llamado poderosamente la atención ese "lucero vespertino" que persigue al Sol en su continuo movimiento aparente sobre la esfera celeste. Se trata, naturalmente, del planeta Venus. Un mundo bastante parecido a lo que coloquialmente conocemos como el infierno. Un mundo donde el efecto invernadero hace que el plomo se derrita en su superficie. Pero si nos fijamos bien, a su derecha y durante algunos días podemos observar otra "estrellita" menos brillante. Se trata en realidad del planeta Mercurio. Un primo cercano de la luna en cuanto a su apariencia y morfología.
Aquí os dejo un par de imágenes que realmente no hacen justicia a la belleza de su contemplación a simple vista. Venus permanecerá visible durante unos meses como una estrella rutilante en el horizonte Oeste, pero Mercurio irá separándose y perdiendo brillo en tan solo unos días.

Venus y Mercurio entre nubes altas

Venus y Mercurio

Comentarios

Entradas populares