Conjunción de la Luna y Venus

Esta mañana, 26 de febrero de 2014, millones de personas han podido contemplar una bella postal astronómica al asomarse a la ventana para mirar si estaba nublado. En Cáceres y buena parte del resto de España, los cielos se encontraban generosamente despejados, por lo que todo el mundo ha dirigido su curiosa mirada hacia la Luna, en cuarto menguante y muy próxima ya a la fase de Luna Nueva. A nadie se le escapaba que al lado de nuestro satélite natural brillaba un lucero matutino de una belleza rutilante. Pues bien, no se trataba de una estrella, sino del planeta Venus

Arriesgando unos minutos, me asomé a la terraza e hice una foto a pulso.




Lo que no mucha gente sabe es que si observásemos Venus con un telescopio, y no necesariamente un telescopio grande, podríamos observar perfectamente su fase. Esto es posible ya que la órbita de Venus transcurre entre la Tierra y el Sol; es decir, se trata de uno de los llamados "planetas interiorres", y debido a ello, a que se halla más cerca del Sol que nuestro planeta, podemos apreciar que una parte del mismo está iluminada y el resto oscura.



Comentarios

Entradas populares