Platón resucitado...

Mucho me lo temía, y por fin parece que la cosa va tomando forma. Léase para entendernos el artículo cuyo enlace copio y pego: El Papa responde a Stephen Hawking sobre el Big Bang.



Es el consejo que nos faltaba por escuchar a los que, aunque sea por afición, nos dedicamos a esta bella ciencia. Resurgen en pleno Siglo XXI aquellas viejas ideas de las sombras en el fondo de la caverna: "no observéis las estrellas ni los planetas, más bien pensad en ellos...". Negación absoluta del método científico de la observación y la experimentación a favor del razonamiento filosófico y metafísico sobre ideas muchas veces banales o fútiles. El sexo de los ángeles, vaya. No olvidemos que esa corriente de pensamiento hundió a Europa en el oscuro Medievo no hace tanto tiempo.

Comentarios

  1. Si es que no hay nada mejor para resolver un gran problema que crear otro mayor. Cómo soluciono el origen del Universo, sacándome de la manga un Gran Hacedor capaz de eso y mucho más. Con la ventaja añadida de lo versátil que resulta para sojuzgar, matar y robar en su nombre (no importa cómo lo llamen en qué parte del planeta) sin cargo de conciencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares