Una estrella nueva

Que no, que no soy forofo ni mucho menos. Que ganan demasiadas pelas por dar patadas; pero joder, ¡cómo emociona cuando juegan de verdad! Y sí señor, vi el partido, que no sólo de astronomía vive el astrónomo. Y sí señor, me emocioné como el que más. 
Pero para que veáis que esto de la astronomía está íntimamente ligado con las más nobles ambiciones del ser humano, al final, cuando ganas, cuando eres el campeón del mundo mundial, no te ponen un balón encima del escudo. No señor, al final cuando eres el mejor de entre los mejores, te ponen una estrella...


Y mira, no he sido el único. De nuevo el maestro Dico Martorell la ha clavado. Todos nos emocionamos con estas cosas. Me ha encantado su idea y el resultado es una obra maestra y creo que no se enfadará si la pego aquí para deleite de todos los que visitáis este blog.

Comentarios

Entradas populares